viernes, 23 de diciembre de 2011

Zapatitos con gancho (o ganchillo) para Mateo

Hace unos días me encontré en el blog 3 macarrons, un tutorial para hacer unos calcetines con gancho y decidí poner manos a la obra aprovechando que está muy sencillo y sobre todo bien explicado.

El tutorial completo es para realizar unos calcetines que resultan así:

Pero también da la opción de, con la mitad del procedimiento, lograra unos zapatitos como estos:

Yo elegí hacer los zapatitos para Mateo y el resultado ha sido este:










Las usa como pantuflas para estar calientido en casa. Más adelante haré otros para el bebé que viene.

Saludos!

jueves, 17 de noviembre de 2011

De regreso y con noticias.

Hola a tod*s, estoy de vuelta. Han sido casi dos meses de no aparecerme por el blog, pero no he dejado de leer los que habitualmente visito. No ha sido una ausencia intencional, sino más bien obligatoria.

El último post que hice de la visita a un restaurante español fue en la espera de confirmar la noticia de un nuevo embarazo. A los días resultó que sí, que estoy embarazada; y desde entonces todo ha sido un tanto complicado pero empieza a mejorarse. No tardó mucho en llegarnos un buen susto, una amenaza de aborto que afortunadamente quedó en eso, en amenaza. Ya saben, después viene el reposo, los cuidados especiales, la rutina se altera y mi hijo de dos años, por supuesto, resintiéndolo todo. Nos arrepentimos un poco de haber dado la noticia a nuestros familiares y amigos tan rápido, así que decidimos esperar a brincar el primer trimestre para seguir esparciéndola. Náuseas, agrugas, vómitos en la mañana y por la noche, dolor de cabeza, sueño interminable, cero ganas de comer y lo único que podía pasarme por la mente es: tengo que ignorar todo esto porque Mateo lo va a resentir.

De resentirlo, claro, no tardaron en llegar los berrinches, nunca se había portado así, la búsqueda de atención constante, pegar al enojarse y un interés por el pecho casi de recién nacido. Pero era de esperarse, así que nos hemos armado de toda la paciencia posible y hemos intentado llevarlo lo mejor que se ha podido, yo he dejado de lado mis actividades habituales, incluyendo las del hogar, y paso los días dedicada totalmente a Mateo. Confío en que mi cuerpo está haciendo su parte y que mi atención constante a Mateo sea lo que él necesita para, llegado el momento, pueda recibir a su hermanit* sin temores de ser desplazado, ignorado y demás. Increíblemente, Mateo está mucho más sereno, besa y abraza mi vientre y dice que él también tiene un bebé en el suyo :)

A penas paso de los 3 meses y tendrían que ver el tamaño de panza (barriga) que me cargo, con Mateo el embarazo empezó a notarse cerca de los 5 meses, pero en esta ocasión, con sólo tres meses mi vientre es algo que ya nadie puede obviar. Me han hecho el comentario de que tal vez sean dos, pues ojalá!, pero lo dudo porque el un ultrasonido que me hicieron por lo de la amenaza de aborto a los 2 meses pudo verse un sólo frijolito dentro de mí.

Un segundo embarazo definitivamente es una experiencia distinta al primero, e imagino que entre más hijos previos haya resulta un mayor desafío aún. Bueno, espero estar por aquí más seguido y retomar el ritmo de comertar en los blogs que leo como habitualmente lo hacía.

Hasta pronto!


martes, 4 de octubre de 2011

Para quienes nos leen desde España

Para celebrar nuestos tercer aniversario de matrimonio, buscamos un lugar agradable dónde salir a cenar, no es algo que hagamos muy seguido desde que nació Mateo, las razones son varias y quienes tienen hijos pequeños sabrán de lo que hablo. Elegimos un restaurante español, creo que es el más conocido de la ciudad. Fuimos con toda la intención de disfrutar de otra gastronomía, una comida distinta a lo que usualmente comemos en casa y la verdad es que nos fuimos de ahí bastante satisfechos.

Cabe señalar que el estilo y la decoración del lugar hacen alusión al folclor del sur de España, más específicamente un ambiente muy andaluz (o bueno, es lo que aprendí en mis clases de historia culturar hispánica en la universidad). Me refiero al ambiente taurino y al flamenco. Incluso la periquera que le ofrecieron a Mateo tenía estilo.


Pasando al tema de la comida, disfrutamos de unas tostas para iniciar, una de jamón serrano y otra de camarones con queso gratinado; seguimos con un chorizo llamado Chistorra de Navarra acompañado de papas y una especie de mayonesa de ajo deliciosa; finalizamos con torrijas como postre, nos encantó. En resumen, disfrutamos mucho, otros sabores, otras combinaciones.


El hermano de mi esposo se fue a vivir a España, allá se casó y ya tiene una bebé, así que aprovechamos para mostrarle a Mateo dónde vive su tío Pablo, esperamos poder ir algún día a visitarles.


Bueno, lectoras(es) españolas(es), ¿qué opinan? Si hay algo que recomiendan que probemos en alguna ocasión que volvamos a ese lugar les agradecería me lo hicieran saber, así enriqueceremos más la experiencia. ¿Qué les hece sentir orgullosas(os) de su cultura?


Saludos.

lunes, 26 de septiembre de 2011

¿Mateo agresivo?

Mateo siempre se ha caracterizado por ser muy tranquilo, claro, en casa no para, pero en otros lugares y con otras personas es reservado y no da gran batalla. Hasta ayer.

Nos encontrábamos en la capilla a la que asistimos, yo platicaba con una amiga mientras Mateo jugaba por ahí con un mazo de llaves de su papá, llegó el hijo de mi amiga (un año mayor que Mateo) y al parecer le quita las llaves a Mateo, digo al parecer porque yo estaba de espaldas a ellos y fue el llanto de ambos el que me hizo voltear y acercarme rápidamente, el hijo de mi amiga tenía las llaves en sus manos y lloraba con mucho dolor mientras se tocaba la espalda, Mateo lloraba también. Pasó que Mateo lo había mordido en la espalda.

Obviamente, sentí mucha pena (pena de dolor/sufrimiento, no de vergüenza/bochorno), primero por el niño, la mordida, su dolor, su llanto, su mamá que es mi amiga (a quien por cierto aprecio mucho y muy probablemente lea esto), en fin, y segundo, porque no es costumbre de Mateo reaccionar así, tuvo que haber sentido mucho coraje y frustración al tratar de defenderse ante alguien con más fuerza y capacidad que él.

Tomé a Mateo en brazos, intenté que se calmara un poco, lo consolé porque seguramente estaba asustado por todo lo que provocó, y una vez que dejó de llorar le dije, lo más firmemente que pude, que no debió hacer eso, que si alguien intenta quitarle algo le puede decir que no, me puede pedir ayuda a mí, pero nunca pegar ni morder; pueden parecer palabras muy elevadas para un niño que a penas cumplirá dos años, pero creo que algo entendió porque volvió a soltar el llanto al sentirse regañado. ¿Ustedes qué hubieran hecho?

Yo traté de mantener la calma, no quería enviar a Mateo un mensaje incorrecto. Defenderse estuvo bien, pero hacerlo por medio de la agresión, eso nunca está bien. Quizás unas nalgadas, un jalón o gritos hubieran sido más efectivos a la hora de querer hacerlo escarmentar, pero no puedo pedirle que no lastime a los demás mientras yo lo lastimo a él, no tiene lógica enseñar a los niños a evitar la violancia ejerciendo violencia sobre ellos (física, emocional o psicológica).

Hice uso de los únicos recursos que tengo para eseñarle algo a mi hijo: mi voz y mi ejemplo. ¿Estuvo bien? ¿Estuvo mal? Eso ni yo misma lo sé ahora, pero espero que con suerte ambos niños hayan aprendido algo: que no está bien quitarle a los demás las cosas arbitrariamente y que podemos defendernos sin lastimar a nadie.

Ya por la noche, mientras preparaba a Mateo para dormir, le pregunté si se acordaba que había mordido a Leonardo, dijo que sí, que en la espalda, por las llaves, que lloró, que Leonardo también lloró. Le repetí lo mismo de antes, defenderse sin morder ni pegar. ¿Vas a morder a Leonardo otra vez?- le pregunté. Dijo que no moviendo su cabeza. Espero de todo corazón que así sea, y que esa mordida en la espalada de Leonardo sane pronto.

miércoles, 14 de septiembre de 2011

Nuestro huerto: Un paso más

Hoy quisiera compartirles algo que me tiene muy entusiasmanda. Meses atrás les mostraba la manera en que empezamos a preparar una composta que serviría para el huerto en casa que planeábamos tener. Los meses pasaron, la composta estuvo lista 5 meses después. Los planes han cambiado un poco hoy.

Mis papás tienen un terreno en una localidad a las orillas de la ciudad, y dado que comparto con ellos el gusto por la vida en el campo -ellos tienen unas tierras a cuatro horas de la ciudad en las que están montando una nopalera y ya cuentan con algunas vacas- hemos acordado aprovechar este terreno para sembrar y criar algunas gallinas para obtener huevos y carne de pollo orgánicos.







Como se puede apreciar en las fotos, la tierra ya tiene los zurcos necesarios para la siembra, se contrató a una persona que los hizo con tractor. Ahora nos estamos preparando y esperando que llegue octubre que es el tiempo de sembrar hortalizas.

Ya estaré contándoles los avances de este proyecto y sueño con el día en que pueda mostrarles fotos de nuestra primera cosecha. Estoy muy entusiasmada.

lunes, 12 de septiembre de 2011

Pequeños grandes cambios de Mateo

Estas últimas semanas he notado algunos cambios en Mateo con los cuales he podido reafirmar, ante mí misma, que respetar los ritmos de cada niño no implica un retroceso en el camino sino otra ruta para llegar al mismo punto, que para mí ha resultado más agradable y satisfactoria. Y digo que lo he reafirmado porque a veces uno mismo tiene que cuestionarse de vez en cuando aquello que defiende, a veces uno también duda y las palabras de quienes auguran un desastre llegan a tambalear aquello de lo que nos sentimos tan convencidos.

Primero. Hasta hace muy poco Mateo pedía comer pecho durante la madrugada unas dos o tres veces, lo cual no ha significado un problema porque como duerme a mi lado sólo es cuestión de voltearme hacia su lado, descubrirme el pecho y a dormir de nuevo, nunca he sabido cuánto tiempo dura comiendo porque me quedo dormida de inmediato. Bueno, pues en los últimos días Mateo ha dormido 8 horas seguidas sin pedir pecho, nos dormimos a las 10:00 pm y no ha despertado hasta las 6:00 am para comer un poquito y volverse a dormir para despertar a las 8:00 am.

Segundo. Lo notamos mucho más sociable y desenvuelto. Cuando llegamos a un lugar y él quiere ir a jugar con algún niño yo le digo que vaya solo, que voy a estar cerca para verlo y no duda en irse. Antes esto era algo imposible, no se alejaba de mí o de su papá para nada aún cuando deseara acercarse a algún niño o niña. Hace unas semanas comimos en casa de mis papás, después de la comida teníamos que ira hacer algunas compras así que nos dispusimos a salir, estábamos en la cochera despidiéndonos de mis papás mientras Mateo estaba encantado corriendo y haciendo que su abuelo lo persiguiera, a la hora que querer subir al carro lo cargué y traté de ponerlo en su silla pero soltó un llanto descomunal y se resistió a sentarse, mi mamá se acercó y se quiso ir con ella, le pregunté a Mateo si quería quedarse con sus abuelos un rato y dijo que sí, yo dudé que supiera en realidad lo que me había respondido pero decidimos hacerle caso e irnos a las comprar mi esposo y yo mientras Mateo se quedaba con sus abuelos; le dijimos adiós desde el carro y nos fuimos, pero dimos la vuelta a la cuadra incrédulos de que en realidad hubiera querido quedarse sin nosotros, pensamos que al volver a pasar lo íbamos a encontrar llorando al haberse dado cuenta de que nos habíamos ido, pero para nuestra sorpresa ni siquiera se dio cuenta que volvimos a pasar porque estaba corriendo por toda la cochera jugando a que su abuelo lo perseguía. Cuando después de tres horas regresamos lo encontramos muy fresco y alechugado, había pasado un buen rato en casa de sus abuelos.

Me imagino que así será en adelante, o no, tal vez no vuelva a suceder en algún tiempo. Sin embargo, esto nos dio la oportunidad, a mi esposo y a mí, de saber que Mateo sabe estar sin nosotros, sabe divertirse cuando no estamos, ha adquirido estas capacidades sin que sus papás nos hayamos empeñado en enseñárselas, todo ha sido mediante el día a día, dejándole tener experiencias, escuchando sus peticiones, atendiendo sus necesidades, aceptando sus tiempos.

Reconozco que me he sentido señalada en muchas ocasiones, sobre todo cuando se trata del apego que Mateo tiene conmigo, a muchas personas les parece que no está bien y que debo procurar que aprenda a despegarse. Por ejemplo, los domingos en la Iglesia no quiere quedarse en el salón con los niños de su edad y yo no lo he obligado, no quiero que aprenda a base de llanto y de aguantar el desamparo que debe sentir un niño al ver que su mamá se va y lo deja en un lugar que no le gusta, me resisto. Claro, después de algunos domingos dejará de resistirse a estar ahí y podré dejarlo sin problemas, pero no porque haya empezado a disfrutar el lugar, sino poque habrá aprendido que no importa cuánto llore o manifieste sus desagrado, su mamá y su papá no van a hacer nada por él. No pocas personas me han hecho comentarios al respecto y cada vez aprendo mejor a escuchar sin que me cause molestia.

En fin, quería hablarles de los aprendizajes de Mateo y he terminado divagando un poco. Esto me dejó una lección, tarde o temprano todos los niños llegan a la meta, pero el camino puede ser muy diferente, algunos habrán sufrido la presión y la exigencia de sus padres, mientras que otros habrás recorrido el camino como si de recoger flores de tratara. Yo quiero que mi hijo tenga un cesto lleno de flores al final.

Hasta pronto.

martes, 6 de septiembre de 2011

Juguemos...



Pamela de Mujer y mamá me invitó a jugar al Blog Topao 7, para quienes tienen un blog debe ser un juego conocido. e trata de hacer una especie de clasificación de algunas entradas según la característica que se menciona.

La entrada más hermmosa: La ternura de Mateo

La entrada más popular: Tip para limpiar tenis blancos

La entrada más polémica: ¿Cómo haces para que tu hijo coma tan bien? No es precisamente polémica, pero hubo comentarios muy enriquecedores.

La entrada más útil: Lo que yo hago para limpiar mi casa sin productos químicos y tóxicos

La entrada cuyo éxito te sorprendió: Sobre el parto y la importancia de las palabras. Fue mencionada en Bebés y más.

La entrada que no recibió la atención que esperabas: Una reflexión más sobre el concepto del continuum

La entrada de la que estás más orgullosa: Familias que colechan: ¿cómo lo hacen?

Debo invitar a participar a otras bloggeras, pero no tengo idea a quién, creo que todos los blogs que visito lo tienen. Si alguien pasa por aquí y le gusta la idea de jugar, que lo haga y deje un comentario aquí para saber y leer su entrada.

Hasta pronto.

lunes, 5 de septiembre de 2011

Tips de belleza e higiene ecológicos y caseros

Pueden parecer inofensivos, pero los productos de belleza e higiene que usamos dejan en nuestro cuerpo más que un agradable olor. Si nos fijamos bien en las etiquetas están hechos de compuestos en su mayoría impronunciables que no son otra cosa que sustancias químicas que se absorben por la piel y se quedan en nuestro organismo.

Los productos que higiene y cosmética -como el shampoo, jabón, desodorante, cremas- suelen alterar los sistemas que tiene nuestro cuerpo para autoregularse y regenerarse. Es por esto que he optado por diseñar una rutina propia de higiene y belleza utilizando productos naturales, no comerciales y que en su mayoría puedo encontrar en mi alacena. Por ejemplo:

La piel
Lo mejor es lavar la piel del rostro y cuerpo sólo con agua, así no eliminamos las grasas buenas que produce nuestra piel para mantenerse saludable. Usar jábón sólo en aquellas zonas que tienden al mal olor.

Después de bañarme aplico aceite de coco en toda la piel en vez de crema humectante, funciona perfecto y no deja sensación aceitosa.

Para cuidar nuestra piel desde adentro, es bueno tomar dos cucharadas soperas de aceite de semilla de uva seguidas de dos tazas de agua, en ayunas, diariamente.Además, tomar el suficiente agua y consumir abundantes frutas y verduras.

El rostro
Basta con cortar una rodaja de manzana y pasarla por el rostro, de preferencia que sea una variedad de manzana poco ácida. Desinfecta y nutre la piel, sirve para todos los tipos de pieles.

Una mascarilla muy efectiva es el yogurt natural, sin aditivos como colorantes o endulzantes. Puede utilizarse todos los días no importa el tipo de piel. Se le puede agregar un poco de miel ya que ésta tiene efectos regenerantes. Después de aplicar la mascarilla la dejamos 10 - 15 minutos y enjuagamos con agua tibia.

El rostro antes de ir a dormir
Como paso la mayor parte del día sudando porque el verano en Hermosillo es muy intenso, antes de dormir limpio mi cara con una compresa de algodón bañada en leche de soya que es la que consumimos en casa (se puede optar por cualquier otra leche), funciona como las leches limpiadoras y desmaquillantes comerciales. De esta manera quito el sudor, polvo y la base de maquillaje si es que la utilicé (muy rara vez lo hago).

Para quitar el maquillaje de los ojos sirve el aceite de almendras dulces.

Los días en que tomo té verde a media tarde, guardo el último trago y así, en la noche, después de limpiar con la leche, con una compresa de algodón aplico el té verde para que mi piel aproveche todos los antioxidantes que contiene.

Para finalizar, aplico aceite de rosa mosqueta que protege contra las arrugas y humecta. Me gusta mucho la apariencia de mi piel al amanecer, puedo notar que cada una de las sustancias que utilicé hizo su trabajo.

Desodorante
Mezclo muy bien bicarbonato de sodio con un poco de aceite de oliva o de coco hasta formar una pasta que pueda tomar son los dedos sin que gotee. Se puede preparar en una sola vez para varios días utilizando 1 taza de bicarbonato y las cucharadas de aceite necesarias, se mantiene perfecto en un recipiente de vidrio bien tapado.

El cabello

Shampoo casero:
1 huevo
1 cucharadita de aceite de oliva
1 cucharadita de limón o vinagre
1 cucharada de jabón rallado de glicerina, jabón "lagarto" o de castilla
1/2 taza de agua
Mezclar todo en la batidora y aplicarlo como un champú normal, enjuagar bien el cabello. Guardarlo en el frigorífico, dura 3 o 4 días.

Como acondicionador o suavizante para el cabello tengo una botella mitad vinagre blanco y mitad agua con unas cuantas gotas del aceite esencial de tu preferencia según el olor que te guste más. Se aplica un chorro en el cabello y después se enjuaga, queda el olor del aceite y no del vinagre.


Toda esta información la e ido recolectando durante algún tiempo, en internet hay muchas ideas y recursos. Pero si te quieres ahorrar la búsqueda e investigación, yo te recomiendo ampliamente estas ideas, las aplicamos en casa con excelentes resultados.

lunes, 29 de agosto de 2011

Premio por ser una mamá ecológica

Silvana -una mamá a quien admiro profundamente y a quien sigo en su blog desde hace bastante tiempo- del blog Mamá ecológica, ha creado un premio precioso que tiene un gran valor para mí y el cual me siento muy ilusionada de recibir. Se los presento:


La imagen es bellísina, llena de significado. Silvana propone que al aceptar este premio compartamos algún deseo, acción o proyecto, que como mamás ecológicas que somos, nos hayamos propuesto llevar a cabo en nuestra vida cotidiana para contribuir con el cuidado del medio ambiente.

La idea que yo tengo -una de tantas, pero la comparto porque es quizá la más próxima- es celebrar el cumpleaños número 2 de mi hijo de la manera más ecológica, sustentable y saludable posible. Comúnmente, una fiesta de cumpleaños representa un despilfarre de recursos y una producción de basura innecesarios; además, la comida que suele ofrecerse es todo aquello que los niños jamás deberían comer: refrescos, dulces, harinas refinadas, frituras, etc.

Quisiera evitar todo esto y aplicar alternativas responsables con al ambiente y más saludables para nuestro cuerpo. Una decoración con material reciclado, evitar envolturas en los regalos, comida casera y saludable, sustituir la bolsas de dulces por alguna otra cosa que resulte atractiva para los niños invitados pero sin que su salud vaya de por medio, en fin, más o menos esa es la idea.

Evidentemente, compartiré con ustedes cual fue el resultado una vez que lo haya llevado a cabo.

Los blogs a quien entrego este premio son: EcoMadres, Buscando un mundo sostenible, Creciendo con David y Para mi peque con amor, aunque Inma ha decidido no recoger más premios -yo respeto y entiendo esa desición- no pude evitar pensar en ella con el significado de este premio.

Muchas gracias a Silvana, el que ella haya creado este premio confirma mi idea de que con esta dinámica de dar y recibir premios podemos hacer mucho más que sólo halagarnos y alimentar un poco el ego, también podemos crear iniciativas enriquecedoras como esta, que aporten conocimiento y alternativas para nuestra vida.

Hasta pronto!


Llega un premio más!

En este mundo de los blogs hay premios para todo. En esta ocasión Cocolina del blog Buceando en mí me hace el honor de entregarme un premio a la versatilidad. Hoy día es primordial tener una actitud versátil ante al vida, no en el sentido de vender tus convicciones al mejor postor, sino para poder apreciar y disfrutar la pluralidad y las nuevas experiencias.


Este premio requiere que cuente 7 cosas sobre mí, y me ha encantado leer a quienes ya lo han recibido, no es que sea fisgona, pero me gusta saber de ustedes en un plano ajeno a sus blogs.

1. Soy egresada de la Licenciatura en Literaturas Hispánicas.
2. Soy fan de Glee.
3. No tomo siestas en el día, pero los domingos no me puedo resistir.
4. Me encanta el cine, pero no me gusta ir al cine. Cuando voy es por acompañar a mi esposo, pero yo prefiero mil veces rentar las pelis y verlas en casa. Es como un ritual para mí eso de ver películas en casa.
5.Cocinar es una de mis actividades favoritas, pero sobre todo, cocinar para alguien más, para un ser querido me fascina.
6. No me gusta la ciudad donde vivo. El clima y yo no nos llevamos, en verano es un calor extremo que no permite hacer nada durante el día. Adoro mi país, pero si hubiera la oportunidad de vivir el otra ciudad no lo dudaría.
7. Ser madre me hizo desarrollar una seguridad en mí misma que antes no conocía. Para algunos es un libro, un viaje, una charla, para mí fue la maternidad la que me hizo crecer.

Voy a entregar el premio a un blog al que le he tomado mucho cariño ultimamente, y por su puesto, a la mamá que está detrás de él porque es un blog donde hay momentos para todo, reirnos, aprender, reflexionar, conmovernos, sorprendernos: Pamela de Mujer y mamá.

viernes, 26 de agosto de 2011

La violencia que aceptamos

La agresión física contra los niños y niñas es, digamos, la más evidente, todos podemos reconocerla estemos o no a favor de ella (hay que decirlo, hay quienes la aprueban). Sin embargo, ya se ha comentado que hay otros tipos de agresiones que también pueden considerarse violencia, y que no tienen nada que ver con una cachetada, un pellizco, una nalgada, un jalón, golpes con cintos, con zapatos, jalones de pelo, manazos en la boca, apretones en los brazos y demás expresiones de la violencia física.

Se trata de la violencia que no tiene cara de violencia pero que sin embargo, al menos para mí, lo es. Y voy a explicar por qué.

Ejemplo 1
Un pequeño llora inconsolablemente porque el niño con el que jugaba se fue, o por que su juguete se rompió, o porque no quiere irse de cierto lugar. Su madre se le acerca y empieza a decirle: "Ya. Silencio. No llores. Ya, cállate. No tienes por qué llorar. Silencio. Ya basta."
No entiendo cuál es el objetivo de reprimir el llanto de un niño o niña. En sus primeros años los niños son todo sentimiento, y necesitan llorar y reírse y demostrar sus emociones de manera libre, ellos no saben (como lo sabemos los adultos) de reprimir lo que sienten, para ellos es una necesidad. Que los padres reprimamos el llanto de un niño les enseña más que el sólo hecho de no llorar, les enseña a no expresarse, a guardarse lo que sienten para agradar a otros. Lo que hacemos es formar adultos completamente desconectados de sus emociones.

Ejemplo 2
Un bebé se duerme en los brazos de su madre o padre después de comer (pecho o biberón), a los minutos lo llevan a su cuna y el bebé protesta llorando, lo intentan hasta que se queda dormido. En la madrugada, el bebé despierta con un llanto inconsolable sabiéndose sólo en la cuna, sus padres despiertan y siguen intentado gran parte de la madrugada que el bebé acepte la cuna a pesar del llanto constante del bebé. Los padres cansados, el bebé cansado, una mala noche que desemboca en un mal día.
Obligar a dormir a un bebé o niño en un lugar en el que evidentemente no quiere, es violentar sus deseos y su necesidad de estar cerca de sus padres. Cuando son más grandecitos hay maneras de dialogar con ellos y de que acepten dormir en su propia cama, podemos idear estrategias que sean respetuosas con él. Pero un bebé no entiende de negociaciones. Para él, estar sólo en un cuarto es precisamente eso: estar sólo en un cuarto, no sabe que sus padres están en la habitación de enseguida. Los padres podemos llegar aprovecharnos de que el bebé está a expensas nuestras para hacer las cosas según nuestra conveniencia y sin tomar en cuenta la de él. Qué tan complicado puede ser quitarle un costado al barandal de la cuna y pegarla a nuestra cama, así dormimos todos bien, y cuando nuestro bebé crezca lo suficiente podremos proponerle la siguiente etapa y ayudarle a dar el siguiente paso.

Ejemplo 3
Un niño o niña se cae, se rompe su juguete o pasa cualquier otra cosa que lo haga sufrir. Los padres corren hacia él y tomándolo en los brazos en un instinto por protegerlo y consolarlo terminan diciendo: "Ya, no pasó nada".
Para el niño o niña pasó todo! De nuevo podemos caer en el error de minimizar lo que siente, de restarle importancia a algo que para él es tan doloroso. Un niño llora por cosas que para nosotros son insignificantes, pero ahí está el arte de poder ponernos en sus zapatos y hacerles sentir que entendemos su sufrimiento y que estamos ahí para reconfortarlo, no para decirle que no ha pasado nada.

Ejemplo 4
Unos padres pretenden que su hijo menor de 4 años se mantenga quieto y sentado en su lugar, se encuentran rodeados de otras personas. Si intenta levantarse lo regresan, lo fuerzan a quedarse en su sitio. El niño llora porque quiere moverse, los papás lo amenazan, empiezan a estresarse y a avergonzarse del comportamiento de su hijo.
A veces podemos ir en contra de la propia naturaleza de nuestro hijo, no hay niño que soporte la quietud, la inmovilidad, que pueda poner atención a algo que no le interesa, los que lo hacen (porque seguro que los hay) son la excepción a la regla, lo hacen porque así son, suele suceder. Nosotros como padres no debemos sentirnos mal de que nuestro hijo sea así, es natural y sano que busque desnvolverse. Mejor busquemos alternativas, siempre las hay.

A veces los papás podemos ser violentos sin quererlo. Hay una naturaleza que late dentro de cada niño y bebé, ellos viven con el instinto a flor de piel y tratar de reprimirlo a la fuerza o ignorarlo es violentarlos, es agredirles. Cedamos cuando no haya motivos para seguir obligándolos. Esforcémonos un poco, busquemos maneras de encauzar en vez de controlar, de convencer en lugar de vencer.


Gracias!

Pamela de Mujer y mamá me otorgó este premio que tiene un significado tan especial. A final de cuentas, es lo que toda mamá quiere (o debería querer): criar a un niño feliz. Gracias, Pamela.


Y este otro se lo debo a Inma de Para mi peque con amor, se le otorga a blogs que contienen proyectos de reciclaje. Gracias, Inma.


No puedo elegir a qué blogs entregarlo, definitivamente sería una lista larga y no quisiera dejar fuera a nadie. Si sigo tu blog y te identificas con alguno de estos premios, tómalo, es para ti con todo mi cariño.

Hasta pronto.



jueves, 25 de agosto de 2011

A reciclar!

Durante el mes recolectamos materiales y basura que puede reciclarse, ya sea de nosotros mismos o la pedimos a familiares y amigos, últimamente mis suegros han estado muy activos y nos apoyan recolectando lo que ellos pueden. A fin de mes juntamos y lo llevamos a un centro de reciclaje, a veces dejamos pasar más de un mes si vemos que aún no recolectamos el volúmen suficiente.

De esta manera reducimos mucho la basura que dejamos para que se lleven los recolectores y nos aseguramos que lo que puede ser reciclado se recicle. Eso sí, debemos asegurarnos que el centro de reciclaje al que llevamos el material es responsable, porque muchos de ellos acostumbran extraer el material que les interesa de lo que recolectan y con lo que sobra no tienen ningún tipo de cuidado.

Aquí les dejo algunas imágenes de Mateo y su papá separando y preparando todo para llevarlo a reciclar:








Nuestro hogar es el mejor lugar desde donde podemos cuidar nuestro planeta, un poco de esfuerzo y convicción logran grandes cosas. Y nuestros hijos lo aprenden, más adelante, cuando ellos tengan su propia casa aplicarán todo lo que vieron en el hogar de su infancia.

viernes, 19 de agosto de 2011

Ideas de otros blogs puestas en práctica

Si algo me encanta de leer otros blogs son las nuevas ideas que aprendo de ellos. Hoy voy a presentarles dos de ellas que he hecho realidad, son muy sencillas, pero han provocado que mi hijo y yo compartamos largos ratos entretenidos.

Uno de ellos es una idea que vi en Comparte tus ecoideas sobre unos comederos de para pájaros como estos:


Bueno, Mateo y yo nos pusimos algo psicodélicos y el resultado fue este:






Los pusimos en un árbol que está frente a nuestra casa. Muy coloridos y extravagantes pero nos divertimos y Mateo se entusiasmó poniendo en uno la comida y en otro agua. Ese día quiso quedarse esperando un pajarito, pero no llegó, lo bueno es que ya hemos podido ver algunos posados ahí y para Mateo es muy emocionante.

La otra idea fue de Inma de Para mi peque con amor. Son unas pulseras de hilo y en su entrada explicaba cómo hacerlas. Una tarde mientras esperábamos que se horneara un pan que hicimos, saqué los hilos que tenía guardados por ahí y me puse a hacer una pulsera para Mateo, él estuvo muy intrigado de verme y quería hacerlo también. Ahora cada vez que se ve la pulsera en el tobillo la señala y dice que es de Mateo.

Una foto coloreando en la que se alcanza a ver la pulsera en su tobillo

Otra más de cerca


Hay más ideas que he puesto en práctica pero no he tomado fotos. Estas son sólo dos y agradezco a todas(os) ustedes por compartir sus ideas.



Recomiendo

Sólo para recomendarles este video. No pude evitar emocionarme, lo disfruté de principio a fin y me ha sacado hasta las lágrimas. Y a esto le agregamos los hermosos paisajes mexicanos, una delicia. Gracias a Nohemí de Mimos y teta.

jueves, 18 de agosto de 2011

Sorteo en Casa Haus

Por cortesía de Ramsing, el blog de Casa Haus está de sorteo y nos da la oportunidad de ganar una placa para el número de nuestra casa. Son placas hermosas, con el estilo vintage que tanto me gusta, son románticas, clásicas, me imagino que dan un aire muy especial al exterior de cualquier casa.

Pues les invito a participar, pueden hacerlo desde cualquier parte del mundo y pueden elegir el estilo que más les guste entrando a la galería de la página. La fecha límite para participar es el 30 de agosto, el día 31 del mismo mes se estará anunciando al ganador(a).

Muchísima suerte!




miércoles, 17 de agosto de 2011

Mi cocina: Pastel azteca

Al encargarme de lo que se come en casa he podido redescubrir la comida mexicana, y me ha interesado mucho, específicamente, la comida tradicional mexicana y lo que me encanta es que un sólo platillo puede resultar una comida completa debido a la variedad de ingredientes que se utilizan.

En nuestro pasado prehispánico la cultura gastronómica era asombrosa, así la describieron muchos cronistas españoles que llegaron con los grupos de conquistadores quienes se maravillaron con la variedad de ingredientes y con la fortaleza física de los indígenas, rebosantes de salud y energía producto de su dieta abundante en vegetales, frutas, cereales y muy baja en carne, sólo se usaban algunas aves para consumo. La carne roja llegó con la conquista.

Los primeros cronistas de nuestra historia que relatan el encuentro de la cultura occidental con la mexicana, dan amplio testimonio del profundo espíritu religioso de los pueblos indígenas y de cómo este espíritu abarcaba también las costumbres y hábitos alimentarios; es decir, existía toda una tradición gastronómica vinculada a las creencias y ceremonias religiosas.

Al realizarse la conquista espiritual por parte de los españoles, se produjo un cambio en los hábitos alimentarios propios de las fiestas religiosas, para adaptarlos a los usos y costumbres que exigía el ritual de la nueva religión. Surge así una cocina cuaresmal y una cocina navideña en la Nueva España.


Cabe mencionar que la cocina mexicana resultó muy adecuada para la Cuaresma, ya que en México no existía la carne de res, de cerdo y, en general, de todos los bovinos. Por todo ésto, se puede afirmar que la gastronomía mexicana de cuaresma es una de las más ricas y variadas del mundo, y que afortunadamente, es una tradición de la mesa mexicana.

Dentro de esta tradición mexicana encontramos el Pastel azteca, un clásico de la comida mexicana, saludable y fácil de preparar. Quisiera compartirles la receta que yo utilizo en casa.

Ingredientes:

  • Tortillas de maíz
  • 3 medias pechugas de pollo cocidas y deshebrada (pollo orgánico de preferencia)
  • 2 tazas de granos de elote
  • Crema
  • 1/2 taza de caldo de pollo o verduras
  • 6 piezas de chile verde desvenado (se puede sustituir por chile poblano [4] o por pimiento verde si no vives en México y te cuesta conseguir variedad de chiles [3]).
  • Queso oaxaca rayado (o cualquier variedad que gratine)
  • 1/2 cebolla fileteada
  • 1 diente de ajo finametne picado
  • Aceite
  • Sal y pimienta

Procedimiento:


Saltea la cebolla y el ajo en aceite hasta que la cebolla esté suave. Agreda el pollo, los granos de elote, sal y pimienta; retira del fuego y deja enfriar.

Licua los chiles con la crema y el caldo para hacer una salsa.

En un refractario acomoda una capa de tortillas, luego una de la mezcla de pollo, una de salsa y espolvorea el queso rallado; repite las capas en el mismo orden hasta terminar con la salsa y el queso.

Hornea a 180 grados centígrados hasta que suelte el hervor.












Lo acompañamos con una rica y bien fría limonada.


domingo, 14 de agosto de 2011

Una canción con conciencia



Para celebrar el pasado Día Mundial del Medio Ambiente (5 de junio) Greenpeace, La Unión y Central Musical presentaron el video musical “Hermana Tierra. Mira más allá”. Sólo quería compartir con ustedes esta canción con conciencia. Hasta pronto.

miércoles, 10 de agosto de 2011

Un libro significativo

En casa de mis papás siempre abundaron los libros, no porque fueran asiduos lectores, más bien atesoraban libros sin una razón específica y estaban por todos lados. En una ocasión, cuando vivíamos en el Distrito Federal asistimos auna fería del libro y en el área para niños (yo ya era más bien una adolescente) mis hermanos y yo pudimos elegir algunos libros; entre ellos Matrioska de Dimiter Inkiow. Lo he leído infinidad de veces, además de ser muy corto, las ilustraciones son hermosas, lo leí de adolescente, de joven, lo reencontré ya casada y lo traje a mi casa, lo leí varias veces estando embarazada sólo por el gusto de las ilustraciones y porque a pesar de ser una historia para niños tiene un lado maternal detrás de las inocentes líneas. Lo transcribí para ustedes. He respetado líneas y párrafos tal como vienen en el libro, por eso ha quedado más largo que si lo hubiera hecho a renglón continuo.

Matrioska
Dimiter Inkiow


lunes, 8 de agosto de 2011

Un par de cariñitos

Qué lindo es esto de dar premios entre blogs. En esta ocasión me han hecho el favor dos bellas mamás de otrorgarme dos bellos premios que recibo con gusto.

Premio "Me gusta tu forma de pensar"


Le doy las gracias a Aurelia del blog Descubriendo un nuevo mundo. Ahora, a contestar unas cuantas preguntas:

martes, 2 de agosto de 2011

Familias que colechan: ¿Cómo lo hacen?

Cuando duerme una madre junto al niño
duerme el niño dos veces;
cuando duermo soñando en tu cariño
mi eterno ensueño meces.

Miguel de Unamuno


En casa dormimos todos juntos en la misma cama, es decir, colechamos; esto es algo de lo que hablé en un antiguo post. Hoy, más que hablar del colecho, de por qué lo practicamos, de si es bueno o malo, etc., quiero mostrarles una serie de imágenes en las que se puede apreciar cómo otras familias se las arreglan para dormir juntos.

Muchas personas se sorprenden al saber que Mateo duerme en la cama con mi esposo y yo, pero más allá de su opinión acerca de esta práctica, lo que más les causa inquietud es cómo lo hacemos: ¿cabemos todos en la cama? ¿tuvimos que conseguir una cama más grande? ¿nos quita espacio en la recámara? ¿dormimos cómodos? Cuestiones de logística, digamos.

jueves, 28 de julio de 2011

Sólo el tiempo lo dirá...

¿Alguna vez les ha pasado, a quienes escriben en un blog, que cuando están a punto de escribir sobre un tema que han venido reflexionando durante días resulta que alguien más escribió sobre lo mismo en alguno de los blogs que frecuentan? Me ha sucedido algunas veces, la última fue hoy en la mañana. Cuando me disponía a escribir algo nuevo me entretuve visitando otros blogs y me topé con el último artículo de Ana del blog Creciendo con David, que trata, curiosamente, de lo mismo que yo quería platicarles hoy. Esto debe suceder muy a menudo porque quienes escribimos sobre nuestra maternidad y crianza nos topamos, en muchas ocasiones (o quizá siempre), con los mismos retos y experiencias.

La cuestión es que a Mateo le faltan poco más de dos meses para cumplir los dos años y la gente cercana a empieza a notar que le cuesta estar lejos de nosotros, así que se inician los comentarios al respecto, algunos con más tacto que otros, pero todos poniendo en entredicho la labor que hacemos mi esposo y yo al criar a Mateo.

La realiad es que sí, Mateo no puede estar lejos de nosotros. Los domingos en la iglesia no quiere quedarse en el salón donde están los niños de su edad si yo no estoy ahí, la mayoría de las veces tengo que llevarlo conmigo a las clases que yo tomo y cuando me toca impartir una me meto en un aprieto porque no puedo desconectarme del todo de él, lo cual he solucionado cargándolo en el mei-tai mientras doy la clase y así está tranquilo viendo todo desde mi perspectiva, moviéndose conmigo y hasta dormido se ha quedado una que otra vez. A lo mucho logramos que se quede unas 2 0 3 horas con sus abuelos cuando mi esposo y yo necesitamos ausentarnos, si nos pasamos de ese tiempo empieza a extrañarnos, a hacer pucheros y a romper en llanto (según non han contado mis papás). Es impensable que pase una noche lejos de nosotros, sería una pesadilla para él y para quien esté encargado de cuidarlo, y ya no digamos un día entero sin nosotros, definitivemente eso no podría suceder. Y así ha sido desde que nació.

Sin embargo, Mateo se adapta bastante bien a cualquier lugar y circunstancia siempre que estemos nosotros con él, de hecho muchas personas lo describen como un niño muy tranquilo, es por eso que no dudamos en llevarlo con nosotros cuando mi esposo y yo queremos salir, es decir, al cine, algún restaurante, centro comercial, obra de teatro o cualquier otro espectáculo; han sido contadísimas las veces que hemos tenido que salir sin él. Además, aunque con los adultos es muy reservado y sólo se suelta una vez que ha tomado confianza, con los niños es muy sociable, corre hacia ellos, les sonríe, les busca la cara, les muestra sus juguetes, los comparte (hasta ahora), siempre y cuando sepa que estamos cerca.

Hace unas semanas asistí a al baby sh0wer de una amiga y mientras las invitadas comíamos y platicábamos en la sala de la casa, los niños jugaban en la cochera, pero de vez en cuando Mateo entraba y se asomaba para asegurarse que yo estaba ahí, luego regresaba a jugar con los demás niños; en una de las ocasiones yo salí a ver cómo estaba y lo vi feliz jugando y riéndose, persiguiendo globos y bailando la canción que cantaba uno de los niños, se sentía seguro porque sabía que yo estaba cerca.

Todo esto para mí es de lo más normal, aunque conozco a otros niños y niñas de la edad de Mateo que son sumamente deselvueltos y se aceptan tranquilos estar lejos de sus papás. Las mayoría de las personas ve mal que un niño sea tan apegado a sus padres, aseguran que eso será contraproducente y a la larga le afectará. Para mí es todo lo contrario, el apego es la base de la forma en la que criamos a nuestro hijo. Yo no podría alejarme de él a propósito, para que aprenda a estar sin mí, creo que eso lo tiene que decidir él en su debido momento, aunque le tome más tiempo que al resto de los niño y niñas. Hoy no puedo demostrarlo, sólo el tiempo me dará la razón (o no), pero hay algo dentro de mí que me dice fuertemente que Mateo será un niño, un adolescente y luego un adulto sano y seguro, porque siempre que lo necesitó estuvo acompañado y sostenido por sus padres. Y mientras yo siga escuchando ese pensamiento que viene de mi interior, los comentarios externos podrán ir y venir.



martes, 26 de julio de 2011

Mitos sobre la lactancia materna

Hermosa imagen de una madre en Madagascar
haciendo una pausa en su trabajo para amamantar a su hijo.


Mito: Amamantar con bastante frecuencia quiere decir que la mamá casi no tiene leche y su bebé se está quedando con hambre ¡Falso!

La realidad es que la producción de leche aumenta cuando al bebé saludable se le deja lactar al pecho todo el tiempo que él tenga la necesidad y cada vez que él dé las señales de hambre (no hay que esperar a que llore; una prueba es tocarle la comisura de la boca con un dedo y ver si gira la cara y abre la boca)

Mito: Una madre sólo necesita amamantar de 4 a 6 veces al día para mantener su producción de leche ¡Falso!

La realidad es que estudios demuestran que cuando una madre lacta pronto (en la primera media hora u hora tras el parto) y con frecuencia, aproximadamente entre 8 y 12 veces al día, en las primeras 2 semanas, su producción de leche es mayor, su bebé gana más peso y ella continúa lactando por mas tiempo. El aumento de la producción de leche se ha demostrado que depende de la frecuencia de las tomas y ésta disminuye cuando las tomas se hacen no frecuentes o se restringe el tiempo al pecho. No contéis el número de veces ni miréis el reloj.

Mito: En los primeros 5 a 10 minutos los bebés toman toda la leche que necesitan ¡Falso!

Mientras que los bebes mayores en poco tiempo pueden extraer la mayoría de la leche, esto no es así para los bebes recién nacidos y menores que están aprendiendo a mamar y no son todavía muy eficientes sacando leche. Lo mejor es dejar al bebe mamar hasta que dé señales de que ya está satisfecho: como que se despegue solo del pecho y relaje sus brazos y sus manos. Además el consumo de calorías aumenta al final de la toma, cuando el bebé llega a tomar la leche con mayor contenido graso. Por eso poner un tiempo rígido y estricto en el pecho al bebé, puede traer como consecuencia un consumo inadecuado de calorías.

Mito: Una madre debe espaciar sus tomas para que le dé tiempo a sus pechos a llenarse de nuevo ¡Falso!

El cuerpo de la mujer lactante siempre está produciendo leche y mientras más frecuentemente se vacíen, mas rápido se produce la leche y en mayor cantidad. Por el contrario, mientras más llenos se dejen los pechos, la producción de leche irá disminuyendo. El cuerpo recibe el mensaje de que está produciendo demasiada leche para el bebé y que hay que disminuirla rápidamente bajando la producción. Los bebés lactados pueden vaciar su estómago en 1/2 hora, pues la leche materna se digiere fácilmente (de ahí la necesidad de amamantar con frecuencia).

Mito: El bebé necesita que se le enseñe a organizarse y requiere que se le imponga un horario. ¡Falso!

Los patrones de alimentación, de dormir y despertar en el bebé obedecen a sus necesidades básicas y naturales. Cada bebé es único y diferente, con el tiempo, gradualmente, se adaptarán a otros patrones de vida en su nuevo ambiente. Nunca debemos comparar a nuestro bebé con otro.

Mito: Si el bebe lactado no gana buen peso, es debido a que la calidad de la leche de su madre es pobre y mala. ¡Falso!

Estudios han comprobado que hasta mujeres desnutridas y mal alimentadas producen leche con la misma calidad y la misma cantidad para nutrir a sus bebes que la mujeres bien alimentadas. La desnutrición ha de ser severa o prolongada para que se vea afectadas la calidad de la leche. La mayoría de los casos de bebés de bajo peso amamantados se deben a una mala técnica de amamantamiento o a problemas de salud en el bebe.

Mito: La madre necesita tomar leche de vaca para producir leche materna ¡Falso!

Una dieta saludable de vegetales, frutas, granos y proteínas es todo lo que necesita la madre. El calcio se puede obtener de vegetales verde-oscuro, de semillas, nueces y pescado con huesos (sardinas en lata). Ningún otro mamífero toma leche de otra especie para producir su leche propia.

Mito: Mamar como “chupete” al pecho no tiene ninguna base científica ¡Falso!

Hasta los dentistas encontraron en sus estudios de bebés lactados prolongadamente, que la succión al pecho ayuda a desarrollar sus mandíbulas, músculos faciales, arcos dentales a su máxima capacidad y sus dientes tienden a salir derechitos con menor probabilidad de tenerle que poner alambres de ortodoncia en su futuro. Las madres con mucha experiencia amamantando a sus bebes saben que los patrones de succión y las necesidades de sus bebes varían. Algunos bebes pueden necesitar succión adicional al pecho por causa de soledad, miedo, sustos, aburrimiento, dolor, golpes, etc. Confortar y satisfacer las necesidades del bebe al pecho es una característica de nuestra especie de mamíferos. “No es que los bebes cojan el pecho como si fuera un “chupete”,… más bien, los bebés que usan “chupete” lo hacen como sustituto del pecho materno…su instinto les lleva a succionarlo”

Mito: Lactar al bebe debe doler ¡Falso!

El dolor es un mecanismo de aviso del cuerpo de que algo se está haciendo mal. La mayoría de las veces el dolor indica que el bebé no está abarcando la areola, sino sólo el pezón. Una vez se corrige la posición, desaparece la molestia.

Mito: No hace falta despertar al bebé para amamantarlo. ¡Falso!

Aunque muchos bebes dejarán saber cuándo necesitan ser lactados, otros recién nacidos, por causa de las anestesias durante el parto, por medicamentos en la madre, por Ictericia, por traumas, por “chupetes” y por no contestarles cuando ellos dan señales de hambre, puede que no se despierten y bajen de peso o no aumenten. En estos casos la madre debe despertar a su recién nacido para lactarlo y estimularlo a mamar al pecho si es necesario, por lo menos de 8 a 12 veces en 24 horas.

Mito: La pobre producción de leche en la madre es causada por el “stress”, fatiga, pobre alimentación y pocos líquidos que toma la madre ¡Falso!

La causa más común de poca producción de leche es la falta de lactancia frecuente y/o mala posición del bebé al pecho. Las dos suceden por falta de información correcta que no recibe la madre lactante. El cuerpo humano cuenta con un mecanismo de alto nivel de supervivencia para proteger a la lactante cuando hay tiempos en que escasea la comida.

Mito: Mamá de pechos pequeños no produce suficiente leche ¡Falso!

Todo tamaño de pecho da leche suficiente y de calidad si se lacta frecuentemente al bebe, cada 2 horas o menos, 8 a 12 veces como mínimo en 24 horas y a demanda, cada vez que el bebé quiera. El pecho funciona igual independientemente de su tamaño.


[Fuente]

[Imagen]

sábado, 23 de julio de 2011

La ternura de Mateo

Hace unas semanas tuve una experiencia con Mateo, mi hijo, y quisiera compartirla con ustedes.

Él tiene 21 meses y ya ha comenzado a pronunciar algunas palabras y a darse a entender. Una mañana, después de que despedimos a su papá nos fuimos a la recámara porque necesitaba ser ordenada, y mientras yo acomodaba algunas cosas y tendía la cama él empezó a señalar algunas cosas de su papá que estaban por ahí. Una camisa, los zapatos, un sombrero... Y señalando cada objeto decía: "a papá" (de papá). Y yo le respondía: "Sí, esos son los zapatos de papá", "sí, la almohada de papá", "el sombrero de papá", y así estuvimos con unos ocho o siete objetos, hasta que yo, algo cansada de estar repasando todas las cosas de su papá (y quizá un poco fastidiada), pregunté de una manera retórica: "Mateo, ¿y qué es mío en esta casa?", y él apuntando con su dedito su pecho me dijo: "Yo".

Y se me arrugó el corazón y lo abracé inundada de ternura. No sé si él tuvo plena consciencia de su respuesta, probablemente no, pero para mí fue de lo más emotivo y es un momento que atesoraré por siempre. La ternura de mi tesoro.

jueves, 14 de julio de 2011

De hermanos e hijos únicos



Mil gracias por sus palabras y consejos en la entrada anterior. Es muy inspirador leerlas, siempre.

Mateo ya está en los 21 meses. Ya es un bebé mayorcito y siento que estamos en una etapa particularmente divertida, no porque antes no lo fuera, si no que no es lo mismo que tu hijo sea un bebé pequeñito a un bebote que corre para todos lados y va de gracia en gracia, de descubrimiento en descubrimiento, que se sorprende con las historias que le cuentas porque entiende todo lo que dices. Es un niño que no sólo es receptor sino que propone y tiene iniciativa, y eso hace que la interacción con él sea cada vez más interesante y enriquecedora. El caos de los primeros meses como papás ya pasaron, estamos muy cómodos con nuestras rutinas y con las maneras que tenemos de romperlas. Mateo está muy acoplado a los tiempos familiares, las horas de comer, las horas de dormir, los momentos en que mamá necesita limpiar, cocinar, los ratos en que se queda sólo con papá porque mamá estará ocupada o con los abuelos porque sus papás necesitan un tiempo solos . En fin, todo está fluyendo.

Y llega el tiempo en que nuestros familiares y amigos empiezan a preguntar si pensamos embarazarnos pronto, nos dicen que ya es tiempo, que Mateo necesita un hermanito, que de esa manera dejará de estar tan apegado a nosotros, etc. Lo único que puedo responderles es que en cualquier momento daremos la sorpresa, para no entrar en detalles, porque entiendo los buenos deseos que tienen nuestros seres queridos para nosotros.

Yo estoy convencida de que me encantaría tener varios hijos, más de dos de preferencia, siempre me he imaginado junto a mi esposo gozando de una familia grande, donde abunden los nietos.. jaja. Lo sé, suena a fantasía, pero me complace imaginarlo. El punto es que me siento tan satisfecha con mi familia ahora, que no quisiera tener otro hijo sólo porque "eso es lo que sigue" o porque "ya es tiempo". Es todo tan relativo.

Me he imaginado el hecho de no tener más hijos, que Mateo sea hijo único, y ciertamente hay aspectos que serían muy ventajosos; pero el tener varios hij0s también tiene su parte positiva que para mí pesa mucho más. Pero como dije, eso lo pienso yo porque mi plan es una familia grande. Sin embargo, algunas/os de ustedes pensarán diferente, hay para quienes un sólo hijo es lo ideal y lo tienen bien claro. Cualquier perspectiva es igual de válida.

O quizá no valga hablar de ventajas o desventajas sino sólo de sentimientos, aquellos que no necesitan razones, ni lógica. A final de cuentas tener hijos o no es cuestión de entrañas y para ellas poco valen las razones.

Conozco personas que son hijas únicas con opiniones muy distintas, hay quienes no tienen queja alguna y quienes cultivaron un sentimiento de reproche hacia sus padres porque siempre añoraron un hermano. También conozco a varias que crecieron entre hermanos y sucede lo mismo, cada quien habla por cómo le fue en la feria. No se trata, entonces, de que una y otra experiencia sea mejor o peor, sino de que los padres, quienes tenemos las riendas de nuestra familia en determinado momento, logremos dar una dirección adecuada a las cosas y sobre todo, hagamos sentir a nuestros hijos e hijas, únicos o no, nuestro infinito y profundo amor, para que ellos puedan a su vez compartir amor con sus hermanos, o si no los tienen, con las personas que ellos elijan como cercanas que finalmente terminan siendo también sus hermanos.

Otro hio para nosotros habrá de llegar en su momento, o no (hay cosas que definitivamente no dependen de uno), pero no queremos que sea un paso en automático o un requisito qué cumplir.

¿Ustedes qué piensan? ¿Un sólo hijo es su desición o piensan tener varios? ¿Por qué? ¿Cuál ha sido su experiencia si fueron hijas/os únicas/os y si tuvieron hermanos?

martes, 12 de julio de 2011

De vuelta

Han pasado algunas semanas en que este espacio ha estado un poco abandonado por mí. No ha sido por gusto, quizás una necesidad. A veces me resulta complicado encontrar un momento en el día para sentarme a escribir algo o para leer los blogs de otras mamás. Sé que esto les pasa a muchas y muchos de ustedes cuando intentan tener un blog más o menos productivo.

Me declaro incompetente para encontrar tiempo entre mi hijo, mi esposo, mis tareas domésticas (y eso que mi esposo tiene las suyas), la tesis, el curso de consultoría en lactancia, el tiempo que dedico a prepar los alimentos de mi familia, y todavía, sentarme a escribir para el blog y lo que más me gusta, leer otros blogs y comentarles. Trato de que mi hijo me acompañe en todas mis actividades, y en general me resulta muy bien, es un gran ayudante cuando se trata de la limpiar, cocinar, etc., pero sentarme frente a la computadora tranquilamente aún es algo que tengo que hacer mientras él duerme. Trato de sacarle el mayor provecho posible a sus siestas, pero no sólo se trata del blog, también hay otros proyectos personales que me ocupan.

Pero me sorprende, porque sé de otras mamás que hacen lo mismo que yo o más, tienen más de un hijo y además trabajan fuera de casa, y con todo eso tienen sus blogs muy activos e interesantes y se toman la molestia de leer a otras mamás y comentarles. Uf, sólo de escribirlo me sentí cansada. Es de admirarse.

Bueno, lo que quería contarles es que estoy decidida a no abandonar más este lugar y a procurar estar atenta a los blogs que regularmente visito, aunque mientras encuentro una forma de priorizar mis actividades (y para esto acepto cualquiera de sus consejos o sugerencias) quizás no lo haga con la frecuencia que me gustaría.

Un gusto encontrarnos de nuevo.

jueves, 30 de junio de 2011

Todo es cuestión de confianza

Acabo de leer un post en el blog Reeducando a Mamá que me ha dejado sin palabras y que comparto con ustedes porque vale la pena que sea leído, no sólo por las madres, padres, sino por cualquier ser humano. Léelo aquí.

Saludos.

miércoles, 22 de junio de 2011

El indescriptible gozo de estar juntas otra vez: Alma y Habiba

Hoy no puedo dejar de proclamar mi alegría, mi satisfacción, mi tranquilidad, mi emoción, mi euforia, mi sonrisa de oreja a oreja.. todo esto al mismo tiempo, gracias a que me ha llegado la noticia de que Habiba ha recuperado a su hija.

He pasado días compartiendo enlaces y noticias sobre el tema en facebook, tratando, aún estando tan lejos de ellas, de que la gente por acá en México se enterara de la injusticia cometida con estas dos mujeres (madre e hija), contribuyendo con lo poco que puedo hacer desde acá.

El saber que Alma y Habiba están juntas otra vez me ha devuelto el entusiasmo en muchas cosas. Puede parecer extraño, pero gran parte de mi tristeza y desgano en días pasados tenía que ver con la atrocidad cometida, diciéndonos a todos lo desprotegidos que estamos de frente a instituciones ignorantes y desconectadas por completo del bienestar humano. Todo los días prendía la computadora esperanzada de ver un encabezado en algún blog o sitio web que me dijera que Alma se encontraba de nuevo en brazos de su madre, pero no sucedía, y yo con mi hijo a un lado lloré varias veces de angustia y de impotencia al imaginarme a la bebé Alma en brazos desconocidos, preguntándose en dónde estaba su madre.

Hoy se encuentran juntas y no quepo de tanta alegría y emoción. Tal vez ellas nunca sepan que en este desierto mexicano, había alguien que oraba por ellas, que acunaba a su hijo deseando que Alma pudiera sentir un poco de ese amor, que lloraba junto a Habiba y que se indignaba junto a toda esa red de personas comprometidas con su caso, con todos los que alrededor del mundo nos estremecimos con la noticia y que desde nuestras trincheras, grandes o pequeñas, intentamos aportar algo.

Esta red que hemos formado debe continuar luchando porque nunca más algo así suceda en ningún lugar del mundo. Seamos comprometidos vigilantes del bienestar de nuestros niños, de los niños de nuestra ciudad, país, del mundo entero.

martes, 21 de junio de 2011

Pañales de tela Ecopipo en acción

Estoy de vuelta.

Pues resulta que fui una de las afortunadas ganadoras de unos pañales tela que se sortearon en el blog Naturalmente Mamá de Maybelline. El paquete me llegó la semana pasada y ya he tenido oportunidad de usarlos con Mateo y estoy francamente satisfecha con los resultados. Ya he comentado que el tipo de pañal de tela que hemos usado es un modelo un poco "artesanal", funciona bien pero no es nada práctico, pero nos dimos cuenta de eso ya que habíamos hecho la compra por lo que tuvimos que hacernos a ellos; así que estos pañales de Ecopipo me han hecho ver de todo lo que me he estado perdiendo en cuestión de practicidad en los pañales de tela.

El paquete que me llegó contenía 3 pañales: 2 de velcro y uno de broches (así los pedí para poder conocer los dos sistemas) y una linda bolsa de tela.

Mi mayor temor era cómo funcionarían por la noche, pero poniéndole 2 absorbentes todo ha salido muy bien, Mateo pudo dormir con el pañal toda la noche sin necesidad de cambiarlo.


Aquí mi Mateo durmiendo su siesta plácidamente con su pañal Ecopipo.


Y lo mejor de todo es que es un producto de calidad cien por ciento...



jueves, 16 de junio de 2011

Silencio necesario

Me apena mucho esta larga ausencia en el blog, pero últimamente no he tenido ánimos para nada, un ser muy querido e importante para mí falleció hace unos días y me ha costado retomar el interés en algunas cosas.

Prometo regresar pronto y ponerme al corriente con lo que he dejado pasar.

Saludos.

jueves, 9 de junio de 2011

Haz tu propia harina integral para hot cakes

Se necesita:

1 1/2 tazas de harina integral
1/2 taza de salvado de trigo tostado
1/2 taza de azúcar (en casa utilizamos azúcar masacabado y queda muy bien)
2 1/2 cucharadas soperas de maicena natural [fécula de maíz] (para darle un sabor especial se puede usar maicena de sabor)
2 cucharadas soperas de porlvo para hornear
canela al gusto

viernes, 3 de junio de 2011

¿Cómo le haces para que tu hijo coma tan bien?



En varias ocasiones me han hecho esta pregunta alguans amigas que tienen hijos más o menos de la misma edad que el mío (20 meses). Lo cierto es que Mateo es de muy buen comer, no me refiero a que coma mucho, sino a que acepta una gran variedad de alimentos con singular alegría, todos los vegetales, toda la fruta, pollo, pescado, avena y demás cereales, frutos secos y los pocos lácteos que le ofrezco. Nunca he sabido qué responderles porque no creo haber hecho nada con esa consciencia, pero ya que lo he reflexionado un poco más quizá existan algunas cosas que han influenciado de manera positiva en la relación de mi hijo con la comida y en sus hábitos alimenticios. Por ejemplo:

Preguntas frecuentes: ¿Las pilas que desechas dañan al planeta?



El peso de las pilas generado por habitante cada año en México es de 174.64 g, algo así como nueve pilas AA en promedio. Pero la gran controversia es si éstas son realmente un riesgo para el medio ambiente y para nosotros mismos. Por un lado, organizaciones ambientalistas, como Greenpeace, aseguran que una sola pila de mercurio puede contaminar 600 mil litros de agua, una alcalina 167 mil litros y una de carbón-zinc hasta 3 mil litros. En tanto, la industria, representada por la Asociación Mexicana de Pilas (Amexpilas), asegura que desde la década de los 90 las pilas desechables dejaron de usar mercurio, "dejándolas libres de metales pesados por lo que no se consideran tóxicas". Aunque estudios de instituciones tan importantes como la UNAM y el IPN han determinado que las pilas no liberan sustancias peligrosas, muchas personas realizan esfuerzos preventivos para que las pilas no lleguen a los tiraderos. Mientras el debate continúa, existen algunas cosas que tú puedes hacer para desecharlas.

¿Qué debes hacer con tus pilas usadas?

En primer lugar, el principio básico de un consumo responsable es no producir desechos o hacerlo lo menos posible, por lo tanto, lo ideal sería adquirir pilas recargables que podremos usar por mucho tiempo sin tener que estar comprando pilas desechables cada vez.

En la mayoría de las ciudades mexicanas existen contenedores en las calles donde podemos depositar las pilas usadas y celulares viejos. Si vives en México pregunta en la Semarnat de tu estado si tiene algo al respecto y cómo funciona.




Próxima pregunta: ¿Qué es la bausra tecnológica y a dónde podemos llevarla para su reciclaje?




Imagen: Corbis